Goyo Reyna cierra el año con el estreno de su nuevo concierto Navidad flamenca

Cultura, Música

El espectáculo se presentará el próximo sábado 19 de noviembre, a las 5:00 pm, en el Teatro de Chacao, y contará con invitados especiales como Fabiola José, Prisca Dávila y Eduardo Rodríguez Giolitti

Navidad flamenca con Goyo Reyna es el título del nuevo concierto del cantautor venezolano, que promete un reencuentro con los grandes clásicos de la música decembrina en versiones de villancicos andaluces y gaitas aflamencadas, con el estilo propio del aire flamenco y el espíritu fiestero de estas fechas. El encuentro será el 19 de noviembre en el Teatro de Chacao.

La idea de hacer este concierto surge de la paz que le produce a Reyna cantar con su hija los temas navideños que han trascendido por todas las generaciones de su familia: “Ahora mismo respiro la emoción de revivir nuestras tradiciones, como hacer hallacas o esperar el cañonazo, escuchando esta música en la radio mientras el cielo se ilumina de colores brillantes”, dice.

Goyo Reyna presentará a su público los aguinaldos más conocidos de Estados Unidos, España y Venezuela, incluida La Zambomba de Jerez, como parte del repertorio que grabará en su nuevo disco. Algunos de los temas que interpretará serán “Feliz Navidad”, de José Feliciano, “Noche de Luz”, de Alejandro Sanz, “Blanca Navidad”, popularizada por Michael Bubble, “Santa Claus llegó a la Ciudad”, popularizada por Luis Miguel, “¿Qué te pasa viejo año?”, de Gran Coquivacoa, “Año Nuevo, Vida Nueva” de Billo’s Caracas Boys, entre otros clásicos de la idiosincrasia venezolana como “Corre Caballito” y “Faltan cinco pa’ las doce”. Todos los temas cuentan con los arreglos del maestro Trino Jiménez y la dirección del maestro bajista Livio Arias.

Reyna contará con invitados especiales como la cantante Fabiola José, la pianista Prisca Dávila, el cuatrista y cantante Luis Gillermo Rangel, el percusionista Roberto Castillo, el saxofonista Conrado Cammizuli, el violinista José Arturo Yánez, el guitarrista Willy Espinosa, la flauta trasversa de Eduardo Dávila, la percusión latina y caribeña de Roger Muñoz, el cuatrista de Guasak4 Héctor Medina, el grupo Cero Stress, el Grupo Coral La Acerita, la bailaora Ana Luisa Cardona y la presentación especial de Eduardo Rodríguez Giolitti. Juntos experimentarán géneros como la rumba-aguinaldo, el villancico-conga, la bulería-aguinaldo, meren-guinaldo, solea-guinaldo, gai-tango-flamenco y guaguancó-guinaldo, entre otros.

Navidad flamenca con Goyo Reyna es una producción de SuperLab Producciones. El concierto de estreno se llevará a cabo el 19 de noviembre, a las 5:00 pm, en el Teatro de Chacao, que se encuentra en la avenida Tamanaco de El Rosal. Las entradas están disponibles en www.ticketmundo.com y las taquillas del teatro.

 _mg_1691

Más información: @GoyoReynaCanta en Twitter e Instagram

El Grupo @SkenaTeatro tendrá temporada especial de “El Mago de Oz” y “Enemigo del Pueblo” en el @CCulturalChacao

Artes Escénicas, Cultura

El Mago de Oz y Enemigo del pueblo se presentarán en simultáneo en el Teatro de Chacao

El Grupo Teatral Skena tendrá por primera vez dos de sus obras en la cartelera del Centro Cultural Chacao, durante los dos primeros fines de semana de mayo

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Dos de los montajes que han tenido mayor éxito en los últimos años en la cartelera teatral venezolana, vuelven a las tablas para presentarse esta vez en el Teatro de Chacao, por muy pocas funciones: El mago de Oz subirá el telón los días 3 y 4 de mayo, mientras que Enemigo del pueblo tendrá funciones del 3 al 11 de mayo.

Luego de una primera temporada con lleno total y más de siete mil espectadores que se divirtieron con esta nueva versión musical del eterno cuento, El mago de Oz (interpretado para estas dos funciones por Basilio Álvarez) volverá a contar las mágicas aventuras de la pequeña y soñadora Dorothy y su fiel perrito Toto, quienes  junto a sus amigos el Espantapájaros, el Hombre de Latay el León Cobarde, viajarán por la extraña pero divertida tierra de Oz intentando escapar de la Malvada Bruja del Oeste.

El montaje es una original puesta en escena que nació de la pluma de Lyman Frank Baum en 1900. Para esta ocasión cuenta con una adaptación de Basilio Álvarez y la dirección de Armando Álvarez Esáa. La maravillosa actuación de “Toto”, el perro de Dorothy, en esta versión es interpretado por un perro-actor entrenado que se roba el cariño de todos los niños. La música es original de Gabriel Figueira (Director Musical de Gaélica) y todas las canciones son interpretadas en vivo por el elenco de la obra.

El elenco está conformado por: Basilio Álvarez, Claudia Rojas, Taba Ramírez, Julián Izquierdo, Armando Álvarez, Stephanie Cardone, Valentina Rizo, Sara López, Sara Castaño, Juan Morantes, Patrizia Aymerich, Luis Ernesto Rodríguez y Toto. El vestuario es de Raquel Ríos y la producción está a cargo de Claudia Camacho.

Por su parte, Enemigo del pueblo es el resultado de una exitosa versión de Ugo Ulive del texto escrito por Henrik Ibsen en 1882 que protagonizan Basilio Álvarez y el primer actor venezolano Jorge Palacios, en la que el público se sumerge en el texto hasta convertirse en parte fundamental del desarrollo de la historia.

El argumento central de la obra es una denuncia sobre el peligro que genera la manipulación del poder en una democracia. Desde su estreno ha contado con récord de taquilla y las mejores críticas a nivel nacional.

La trama cuenta la  historia  del  Doctor  Stockmann  y  su  búsqueda  por  revelar a  toda  costa  una  peligrosa verdad en  un  lugar  donde  la  corrupción,  la  mentira  y  los  intereses  personales  parecen  más  poderosos  que  nunca. Se trata de un trasgresor clásico de la dramaturgia universal presentado desde una visión actualizada, dinámica y provocadora que hará al espectador involucrarse y cuestionarse con premisas como: “¿De qué sirve la razón cuando no se tiene poder?” y “¡Los que luchan por la verdad deben aprender a estar solos!”. En definitiva, el público tendrá la última palabra en esta lucha que pondrá a prueba la antigua creencia de que la mayoría siempre tiene la razón.

El elenco está encabezado por el primer actor Jorge Palacios como El Señor Gobernador, junto a Basilio Álvarez como el Doctor Stockmann. A ellos se les suman las grandes actuaciones de Juan Carlos Ogando, Israel Moreno, Beatriz Mayz, Alejandro Iacocca, Gerardo Ramírez, Luís Ernesto Rodríguez, Patrizia Aymerich, Valentina Ortiz, Daniel Colmenares y 13 actores más, integrantes del taller de adultos del Grupo Teatral Skena que ayudarán a incluir al espectador en la trama.

Ambos montajes buscan confrontar al espectador de diferentes maneras. Uno a través de la reflexión y descubrimiento de la importancia de la defensa de la verdad y el otro a través de la conexión con su niño interior y responder desde ahí a la búsqueda del lugar que cada quien tiene en la sociedad. De hecho, tanto El mago de Oz como Enemigo del pueblo fueron nominados recientemente por la Asociación Venezolana de Crítica Teatral en varias categorías: Mejor Director para Armando Álvarez por Enemigo del pueblo, Grupo Teatral Skena como Mejor Productor por Enemigo del pueblo y El mago de Oz yJorge Palacios como Mejor Actor Principal por Enemigo del pueblo.

Es primera vez que el Teatro de Chacao albergará dos temporadas simultáneas de un mismo grupo de teatro, lo cual representa un verdadero honor para Skena. Las funciones de El mago de Oz se llevarán a cabo los días sábado 3 y domingo 4 de mayo, a las 3:00 pm. Las entradas tienen un costo de 180 bolívares para niños y 200 para adultos. Enemigo del pueblo, en cambio, tendrá funciones del 3 al 11 de mayo.  El horario será los sábados a las 7:00 pm y los domingos a las 6:00 pm. Las entradas tienen un costo de 220 bolívares. Para ambas temporadas, los boletos están a la venta en las taquillas del teatro, que se encuentra en la avenida Tamanaco de El Rosal, y a través de www.ticketmundo.com.

Más información: (0416) 632-1390 y @SkenaTeatro en Twitter

.@LuisChataing y @JeanMary_ se presentarán “Por todos los medios” en el @CCulturalChacao

Artes Escénicas, Cultura

Luis Chataing se presentará Por todos los medios en el Teatro de Chacao

El locutor venezolano presentará su tercer monólogo, acompañado de Jean Mary, en el Centro Cultural Chacao

Por todos los medios Chacao La innovación de Luis Chataing a la hora de emprender un nuevo proyecto se mantiene. Con el estreno de Por todos los medios, el locutor reconocido en radio, televisión, prensa tradicional y los nuevos formatos web, ha unido todas las plataformas en un unipersonal que fusiona el teatro con el largometraje a través de una interesante interacción que él ha denominado DocuStandUp.

La excusa siempre será reencontrarse con el público que apoyó desde el principio al comediante. Por todos los medios contiene una historia narrada en video e intervenida por su humor y ocurrencias desde el escenario. El reto del conocido animador y locutor será llevar a un mismo ritmo lo que sucede en el escenario y el film que en pantalla plasmará cómo transcurre su cotidianidad en la radio y la televisión. Lo acompaña en vivo, como invitada especial en este nuevo espectáculo, Jean Mary, excelente comediante y además,  la única reportera mujer de su programa de televisión Chataing TV.

En la proyección del video, Chataing estará acompañado por sus colegas de radio Miguel Arias, Guillermo Díaz, las productoras Delia Barroso y Vivianna Carreño y los reporteros de su programa en Televen “Chataing TV” Led Varela, José Rafael Guzmán y Manuel Silva. También participan actores como la bailarina y actriz Eloísa Maturén en el papel de la asistente y Eileen Abad, entre otros.

Este es el tercer monólogo escrito y protagonizado por Luis Chataing, luego de que en 2009 se estrenara Ahora me toca a mí y dos años más tarde Si me permiten. Como en las dos ocasiones anteriores, la Dirección está a cargo de  Héctor Palma y la producción general de Jorgita Rodríguez. El equipo de producción lo conforman Yehilyn Rodríguez y Julio Suárez (quien también hace asistencia de dirección). En el diseño de luces Valentina Sánchez,  la fotografía de Josema González, concepto de imagen de Ximena Otero, diseño gráfico de Alejandra Quiroga y coordinación de medios de Blanca Santos y Marcy Alejandra Rangel (jefe de medios de VayaAlTeatro.com), además de Mayrim Díaz, Paola Villegas y Virginia Gabante en redes sociales y  Viviana Carreño y Delia Barroso y en la promoción radial y locución.

La nueva temporada 2014 de Por todos los medios inició en enero y en este tercer mes del año pareciera imparable. Las funciones del Centro Cultural Chacao se llevarán a cabo los días viernes 28 de marzo, a las 8:00 pm, y el sábado 29 a las 7:00 pm, en el Teatro de Chacao que se encuentra en la avenida Tamanaco de El Rosal. Las entradas están a la venta en www.ticketmundo.com y en las taquillas del teatro.

Más información: teléfono (0424) 107-8082, @CCulturalChacao en Twitter y www.vayaalteatro.com.

¿Hacia dónde va la música venezolana?

Cultura, Espectáculos, Festival, Música, Música Académica

Este es un extracto de mi segundo artículo publicado en Prodavinci.com, con el que inauguro mi blog en esa página y que servirá para seguirle la pista a todos los eventos trascendentes que sucedan en la ciudad y que sirvan de pretexto para dejar registro de que en esta ciudad está pasando algo

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El Festival Caracas en Contratiempo también ha tenido espacio para la conversación y la formación. El viernes 2 de agosto fue un hilo conductor historiográfico en dirección a la esperanza, a partir de eventos que se preguntaban hacia dónde va la música venezolana y cómo se sobrevive en esos terrenos baldíos que unen la autogestión, el arte y la cuantificación del talento, sumada a una muestra de ese fenómeno sonoro reciente llamado Movida Acústica Urbana. Además, la programación anunciaba para el día siguiente talleres como el de  de percusión para no músicos, coordinado por la Fundación Bigott, y el de cuatro dictado por los integrantes de C4 Trío.

A través voces valiosas para la identidad —experimentadas y nueva—, se elaboraron unos bocetos que podrían ser los próximos constructos para echar mano de teorías que ayuden para entender cómo hacer bien todo lo que viene, a partir de lo que somos.

El término con el que José Alejandro Delgado quiso englobar al músico venezolano de este siglo fue amalgamado: ése que se desdobla para ser artista, productor, gerente, publicista y administrador de su propia marca, de su propio tiempo. Delgado, quien todavía no llega a los treinta años de edad, articuló esa idea luego de conversar sobre el futuro con otros expertos que probablemente tengan más de tres décadas participando en la historia musical contemporánea del país: Henri Martínez, César Miguel Rondón y Manuel Moreno, además de Juan Carlos Ballesta quien, con la edición aniversario de la revista Ladosis bajo el brazo, fungió como moderador.

Es un lugar común aquello de insistir en que la única manera de saber hacia dónde vamos, es conocer de dónde venimos, quiénes somos. Pero los conversatorios ponen en evidencia que es muy difícil definir un concepto de identidad válido en apenas hora y media de encuentro, del cual quedan unas premisas abstractas pero valiosas. Sin embargo, la música es eso, sensaciones yuxtapuestas, melodía y armonía.

Para continuar leyendo, haz click aquí

Reseña de “Cuando quiero llorar, no lloro” #Recomendada

Artes Escénicas, Cultura

Tres hermanos con el mismo destino

Son más de 50 artistas en escena | Foto: Eliézer Benavides

Son más de 50 artistas en escena | Foto: Eliézer Benavides

El Teatro de Chacao desde su inauguración se ha dejado seducir por algunos montajes que representan un coqueteo al país posible. Cuando quiero llorar no lloro,una adaptación de la novela de Miguel Otero Silva, es uno de esos acercamientos. Esta obra de teatro fue la encargada de cerrar la temporada del Ateneo de Caracas en su sede de Bellas Artes en el año 2009 y volvió para el Festival Internacional de Teatro de Caracas del año pasado, quizá para hacerle batalla a la falta de memoria colectiva de la que presume el venezolano.

Fue un pre-estreno con ruidos. Hubo llantos de bebés, celulares que sonaban insistentemente, flashes de cámaras fotográficas y desorden en la entrega de boletos para sentarse en los puestos que previamente estaban reservados. Contrario a los habituales estrenos para la prensa en los que no hay suficiente público, la sala estaba llena. Sus 600 butacas reían con cada diminuto guiño de ironía que hacían los actores. A pesar de eso, el silencio se fue haciendo a medida que se desenvolvió el montaje.

Cuando quiero llorar no llororepresenta una hazaña para el teatro de texto hecho en Venezuela. 50 actores en escena se desdoblan en una tarima de tres niveles para contar la historia de los tres Victorinos: Pérez, Perdomo y Peralta, quienes paralelamente se convierten en amantes de las armas y, de acuerdo a su clase social, cada uno decide llevar una vida comprometida con el crimen. Los tres nacieron el mismo día, de madres distintas, y mueren a los 18 años de edad en circunstancias también distintas, aunque todas consecuencias fatales de sus ganas de vicio. Cada una en su contexto, Victorino Pérez es de clase baja y termina en criminal común; Perdomo se une a la guerrilla y Peralta, el niño malcriado de la clase alta, se liga a una pandilla de muchachos ricos. Cada uno seguirá su vida en medio de un panorama político turbulento, en el que Rómulo Gallegos está a punto de ser derrocado en el golpe de Estado de 1948 y, más tarde, Marcos Pérez Jiménez toma el poder. Cada uno es enterrado en condiciones económicas distintas, pero con una misma falta: el padre.

El montaje de Pepe Domínguez, además de una multitud de personajes en escena, destaca las potencialidades escénicas con breves coreografías sencillas que le dan vistosidad a la pieza y ligereza en momentos de drama. Los desnudos y los chistes fueron otros de los elementos que no faltaron.Cuando quiero llorar no llorofue la octava novela que publicó Miguel Otero Silva y que, aún 40 años después de su primera edición, hace un ejercicio de espejo con la sociedad venezolana.

Texto publicado en http://www.vayaalteatro.com y http://www.hoyquehay.net

Sobre la participación de @TeatroTimbre4 en el @FitCaracas #FITC2013

Artes Escénicas, Cultura, Festival

El cariño disfuncional

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El viento en un violín es una pieza teatral que pareciera disparatada en una primera impresión, pero que más bien ataca directamente a la realidad de una sociedad que cada vez más se atreve a romper convenciones y a vivir a plenitud su existencialismo.

Esta es la historia de dos mujeres que se aman y asumen posturas distintas en la relación, a pesar de tener el mismo género. Una es la guía, ataviada con pantalones y quien lleva las riendas de cada movimiento que ejecutan en conjunto. La otra, es una chica que se comporta como niña y que tiene una enfermedad. El espectador nunca se entera de cuál, ni ella misma lo sabe. Pero, de lo que sí se dan cuenta, es que el malestar es letal. Aunque en este texto solo haya finales felices.

El viento en un violín es una obra de teatro escrita y dirigida por Claudio Tolcachir para la agrupación argentina Timbre 4, que participa por segunda vez consecutiva en el Festival Internacional de Teatro de Caracas. Precisamente en Buenos Aires, en su Timbre 4, el público es partícipe de la historia porque tiene la oportunidad de ver el espectáculo desde los pies de la cama, en la comodidad de una silla que pareciera el sofá de la casa donde se desarrolla la acción. En Caracas, el panorama es distinto porque las distancias del teatro convencional –menos experimental- hacen que el público se atreva a juzgar o no una historia con temas tabú para esta sociedad.

El planteamiento es uno y varios simultáneamente: un chico que va al psicólogo porque siente que su vida no avanza y está harto de la presión familiar de su mamá; una mujer obsesiva, que lleva un ritmo de vida frenético y que tiene que lidiar con un secreto: la muerte al nacer de uno de sus hijos gemelos; la mujer que trabaja como servicio de esa casa y que, a la vez, es servicio de su propia casa, donde residen su hija a medio vivir y una mujer que dice ser la pareja de esa hija, y con quien además quiere tener un hijo; y, finalmente, esa pareja de mujeres que vive en una cama matrimonial que se les hace pequeña en su deseo de ser mamás.

Hasta el final, el espectador no logra conjugar el nombre de la pieza con el significado real de esta. Pero quizá tenga que ver, aventurando una hipótesis, con la musicalidad que genera ese instrumento de cuatro cuerdas toda vez que se forma una nueva familia. Las dos mujeres, su nuevo bebé y el padre de este niño, comienzan una nueva vida juntos. Descubriendo el significado real de lo que es cumplir un sueño, a pesar de todas las consecuencias que eso pueda generar. La familia, no necesariamente funcional, emprende su nueva vida: una comunión de pensamientos en torno a una esperanza. Las otras dos mujeres y el psicólogo ya no importan. Más nada importa.

Texto publicado en la sección Teatro al día de http://www.vayaalteatro.com

Comenzamos con los comentarios del @FITCaracas. Sobre La Zaranda, taxidermia española en Venezuela #FITC2013

Artes Escénicas, Cultura, Festival

Taxidermia española en Venezuela

Taxidermia es una palabra incómoda para el venezolano que vive estos tiempos turbulentos de política y autocensura. Si a ese vocablo se le une el lema “nadie lo quiere creer”, entonces eriza la piel. Pero si, además, es una obra de teatro que interpreta una compañía extranjera en las tablas de este país, el asunto se antoja caprichoso, incongruente. Aunque al guión no se le haya cambiado ni una coma.

La Zaranda Teatro Inestable de Andalucía La Baja es una agrupación española, dirigida por Francisco Sánchez, quien además protagoniza Nadie lo quiere creer. La patria de los espectros, el texto referido. Esa fue la puesta en escena que inició el Festival Internacional de Teatro de Caracas 2013, un encuentro que celebra casi 30 años –con algunas interrupciones– de tradición en la ciudad. Por eso, es una edición dedicada a María Teresa Castillo, una de sus impulsoras en los primeros tiempos y quien falleció hace un año, a los 103 de edad.

Son cuatro los personajes que aparecen en esta pieza. El juego de luces los ubica a cada uno en una silla equidistante de la otra, como formando un cuadrado imaginario. Es una pieza incómoda y distinta a todo lo que habitualmente se presenta en las tablas venezolanas. Su ritmo pareciera lento y con intenciones de aburrir al espectador; pero, conforme pasan los minutos, el argumento cobra vida e impresiona. Sus personajes vivos y con texto en el guión resultan solo tres, y van de un lugar a otro viendo cómo la lujosa mansión que heredaron de una época de abolengo se deshace en sus caras. Su dueña, una anciana decrépita, es parte de una extirpe extinguida; su doméstica, es igual de ambiciosa y quisiera la herencia de la dueña. Este último personaje está siempre acompañado por un sobrino inútil que también pretende quedarse con ese castillo ruinoso.

En ese lugar se disecan las glorias pasadas y se cicatrizan las partes amputadas de su historia.  Es un montaje en el que los tres actores –y su acompañante inmóvil– mueven todos los elementos escénicos sin ayuda de nadie. Se cambian en medio del público, no hay un solo blackout en ochenta minutos de espectáculo. Luego resulta que los tres actores son hombres de edad avanzada, que tienen treinta años de vida en el oficio y que por eso no les pesa toda la exigencia física de la pieza que interpretan. “La vida es teatro y el teatro es mentira” dice Paco de La Zaranda (el director), cuando el público les comenta sobre la obra o les pregunta por qué no salen a saludar al final.

En escena se cubren con sábanas blancas para que no se vea lo que nadie quiere, para que la taxidermia haga su trabajo y los nuevos visitantes vean cómo el arte de disecar los animales para conservarlos con apariencia de vivos, hace que los seres no terminen de morir, hagan un duelo eterno y con unas consecuencias pocas veces positivas para los que siguen el curso de su vida en la tierra. Hay veces que, aunque sepan que el personaje esté disminuido, mutilado o muerto, Nadie lo quiere creer.

Texto publicado en la sección Teatro al día de http://www.vayaalteatro.com