Marburg: la nueva producción de @Dram_ON que estrena el 5/4 en el @Celarg

Artes Escénicas, Cultura

El destino se encuentra en Marburg

Hay cuatro ciudades en el mundo que tienen el mismo nombre y una coincidencia: en todas han sucedido hechos misteriosos que se vinculan entre sí. De esto va la más reciente pieza teatral producida por el Grupo Actoral Dam-ON

Marburg prensa 1Marburg es una obra de teatro escrita por Guillem Clua, dirigida por Juan José Martín y producida por el Grupo Actoral Dam-ON. El montaje se estrenará en la sala 1 de la Fundación Celarg, el viernes 5 de abril.

Son cuatro las historias que conforman la obra en diferentes épocas del siglo pasado y que, a pesar de que se ambientan en cuatro puntos geográficos muy distantes, cada lugar comparte el mismo nombre: Marburg. En Alemania, Marburg es el pequeño pueblo donde en 1967 aparece un virus desconocido y mortal; en Pensilvania, Estados Unidos, Marburg es el nombre del lago cerca de donde una familia pierde en extrañas circunstancias a su único hijo, mientras Ronald Reagan sufre un atentado en 1981; en Sudáfrica, Marburg celebra el 31 de diciembre de 1999, la última Nochevieja del milenio, en una capilla donde tiene lugar un supuesto milagro; y en Australia, se encuentra el Marburg actual, donde una reunión de dos hombres en una estación metereológica cambiará sus vidas para siempre.

Marburg es una obra teatral ambiciosa y un prodigio de estructuración espacio-temporal. Su autor abarca, con trepidante ritmo escénico, sensibilidad y humor, todos los temas importantes que el hombre se plantea hoy, bien entrado el siglo XXI: la enfermedad, la muerte, las guerras, las relaciones de pareja, la familia, el destino y la libertad. Todos ellos interconectados en una idea: que el momento presente siempre está a punto de desaparecer en una brutal anilquilación y que el fin de los días está a la vuelta de la de esquina.

El elenco de Marburg está conformado por primeras figuras del teatro en Venezuela, tales como: Ana Melo, Diana Volpe, Haydée Faverola, Guillermo Díaz Yuma, Ludwing Pineda, Louani Rivero, Newman Vera, Markel Méndez y Aníbal Cova.

La temporada comienza el viernes 5 de abril y se extenderá hasta el domingo 28, en la sala 1 de la Fundación Celarg, ubicada en la avenida Luis Roche de Altamira, a dos cuadras –subiendo– de la Plaza Francia. Las funciones se llevarán a cabo los viernes y sábados, a las 7:00 pm y los domingos, a las 5:00 pm. Las entradas para el público general tienen un costo de 130 bolívares y para estudiantes y tercera edad de 110 bolívares. El público puede adquirir los boletos a través de la página web www.celarg.gob.ve y en las taquillas del teatro.

Más información: @Dram_ON, en Twitter

La mesa está servida: mi balance de la cartelera de teatro venezolano 2012 ¡Disfruten!

Artes Escénicas, Cultura, Espectáculos

Mi muestra representativa

No hay muestra representativa. Eso es lo que debe saber el público cuando lee un balance sobre teatro venezolano al final del año. Los que tenemos por hobby ir de una sala de teatro en otra viendo las opciones que tiene la cartelera para el disfrute del fin de semana, escogemos una obra casi por azar: conocemos los actores, leemos sinopsis y nos adentramos en la aventura. Por eso este balance, responsablemente, hace hincapié en esa oración de apertura para decir que este es el conteo de lo visto, de lo disfrutado por gusto y no por trabajo. Las injusticias de textos como este deberían estar cargados de subcategorías, justificaciones que hagan olvidar al lector lo subjetivo y, además, la excusa creíble de porqué el tiempo, la ciudad, las ocupaciones y otros desvaríos solo permitieron ver estas y no otras obras, quizá igual de valiosas e importantes para la escena venezolana.

Rossana Hernández y María Alejandra Rojas en La enfermedad de la juventud

Rossana Hernández y María Alejandra Rojas en La enfermedad de la juventud

Hay que comenzar con una primera actriz que desde hace poco se adentra en el arduo oficio de dirigir (y se le da muy bien). Diana Volpe llevó a la cartelera del Celarg –y luego a la del BOD-Corp Banca Centro Cultural­-, una obra llamada La enfermedad de la juventud. Este es un texto crudo que hace reflexionar al espectador sobre las incertidumbres que la sociedad juvenil vive, independientemente del país o la cultura en la que se desarrolle. Hace referencia a los jóvenes de  este tiempo, que viven rodeados de vicios y excesos. En la escenografía están cuidados todos los detalles y en las actuaciones, hay un arduo trabajo actoral y hasta físico.

Moisés Guevara, La Beba Rojas y Elvis Chaveinte FOTO: CORTESÍA

Moisés Guevara, La Beba Rojas y Elvis Chaveinte FOTO: CORTESÍA

Uno de los personajes principales de esa obra es Elvis Chaveinte, quien también se destaca en el papel que desarrolla en La maleta. Esta pieza teatral, dirigida por Moisés Guevara y llevada a las tablas también por Beba Rojas y Javier Vidal, es un acierto de la cartelera caraqueña. Cuenta la historia de una mujer que se descubre a sí misma en su cotidianidad y su apatía para con la vida, a través de su vecino y las pulsaciones nerviosas que le hace sentir cuando la visita y le presenta un nuevo mundo de posibilidades: libros y aventuras. A raíz de la infidelidad, la pareja de esposos comenzará a vivir.

Tania Sarabia

La Tía Chucha ha agotado taquilla desde el día de su estreno FOTO: NICOLA ROCCO

Si de familia hablamos, en ninguna falta una tía vieja, criticona y muy graciosa. El personaje pintoresco. Y La tía Chucha, interpretada por Tania Sarabia, es un ejemplo de que los stand up comedy pueden tener algo más de fondo que una retahíla de chistes dichos detrás de un micrófono. Esta señora entra al escenario en andadera, se sienta en la mecedora, se viste de doña y, además, cuenta con una especie de holograma en escena ­­-interpretado por Paola Villegas– que hace de nieta, de Chucha joven, de ella misma. Desde marzo y hasta diciembre estuvo en cartelera a sala llena. Los chistes para la tercera edad también son exitosos.

El texto de Rodrigo García muestra las pasiones más bajas del ser humano FOTO: JUAN SEBASTIÁN BLANCO

El texto de Rodrigo García muestra las pasiones más bajas del ser humano FOTO: JUAN SEBASTIÁN BLANCO

El director de La tía Chucha es Vladimir Vera, un talento al que se le da bien el teatro comercial –tiene posicionada también La ratonera desde agosto­- y además los suburbios del llamado teatro de texto. Su compañía, Teatro Forte, este año tuvo en cartelera la obra Versus. Esta fue una apuesta a lo menos convencional en la escena venezolana. Es un homenaje a los placeres hedonistas, al texto sórdido, al negro como tonalidad exacerbada. El trabajo de esta agrupación teatral vale la pena tenerlo en la mira para observar los decibeles experimentales que se alcanzan en el país aún en contra de la moda, de lo que ellos precisamente critican en sus montajes: la sociedad de consumo.

High es uno de los mayores aciertos de la cartelera de teatro 2012 FOTO: CORTESÍA

High es uno de los mayores aciertos de la cartelera de teatro 2012 FOTO: CORTESÍA

Si de riesgos se trata, hay que aplaudir con todas las letras (y en mayúsculas) la decisión de Lazo Producciones de haber montado High. Es un texto cargado de vicios e incertidumbres que también reflejan a la sociedad venezolana en sus letras. La producción es impecable: escenografía, actuaciones, recursos escénicos, dirección. Es un batacazo a las preconcepciones de un país conservador que no se acepta como tal. La droga, la homosexualidad, el alcoholismo, la religión y el sexo, son los temas que este montaje pone en el tapete. Volverá en enero al BOD-Corp Banca a seguir metiendo el dedo en la yaga de los falsos moralismos.

A pesar de que el trabajo de convencer al público de que es La Lupe quien está en el escenario tarda en suceder, el click que hace Mariaca Semprún con el público es cautivador FOTO: CORTESÍA

El click con el público no es inmediato, pero es cautivador cautivador FOTO: CORTESÍA

Una mujer que cayó en el ocaso de la fama por culpa de esos vicios, que se encuentran muy fácilmente en el medio artístico, fue La Lupe. La reina del desamor es, para efectos de este balance, el mejor de los musicales que se presentaron este año en el país. Hace poco Jorgita Rodríguez dijo: “Mariaca (Semprún) pasó de actriz a estrella”. Álvaro Paiva, director de la MAU, también comentó: “El trabajo vocal es perfecto”. Y desde la escena que ve el público de a pie, el juego de luces, los momentos que se narran, la manera de hilar el texto y el acompañamiento musical de la pieza, amén del vestuario y la caracterización del personaje, hacen de este montaje uno inolvidable.

Teatro San Martín de Caracas

Luis Domingo González fue el director de la pieza FOTO: CORTESÍA

Si de muertes trágicas se trata, la que vivieron los trabajadores de la planta Deepwater Horizon en el Golfo de México trascendió a las tablas. Gustavo Ott llevó a la escena del Teatro San Martín de Caracas Tres noches para cinco perros, montaje que ganó dos Premios Municipales de Teatro 2012 (Mejor Texto y Mejor Actor de Reparto). Impresiona la escenografía que utilizaron, las actuaciones, lo crudo del guión y la conexión profunda que logra el espectador con un hecho que, si bien conmocionó a la comunidad, no tocó tan adentro las fibras de la sociedad venezolana a pesar de ser un país petrolero.

Ratón y Vampiro se consigue en obra de teatro y en audiolibro FOTO: CORTESÍA

Ratón y Vampiro se consigue en obra de teatro y en audiolibro FOTO: CORTESÍA

Sería injusto dejar por fuera a otras obras que atraparon a las audiencias de los más pequeños: Ratón y Vampiro, que fue un éxito de taquilla en sus dos temporadas (de enero a julio y luego noviembre y diciembre con la versión navideña). La historia de dos amigos que encuentran un equilibrio para hacer de su relación una amistad duradera y en armonía con la naturaleza, destaca las actuaciones de Rafael Monsalve (el recordado Juan Corazón), Héctor Castro como Ratón y Leonardo van Schermbeek como Fantasma.

Maki

Chantaje, de Teatro UCAB FOTO: MAKI OCHOA

Dentro de las obras de teatro universitario, hay que aplaudir a Chantaje. Esta fue una puesta en escena del grupo Teatro UCAB que llevó a las tablas una pieza de Miguel Ángel Asturias -en adaptación de José Rafael Briceño– en la época pre-electoral, con una muy atinada reflexión en el contexto-país que se vive actualmente. De este montaje, lo más plausible es cómo los directores lograron colocar a más de veinte actores en papel sin que ninguno sobrara. Que adecuaran bailes, cantos y actuaciones a unos papeles que probablemente exigían más experiencia de vida de las que tienen los estudiantes de esa casa de estudios.

Francia

Les philebulistes | Arcane | Francia | FOTO: CORTESÍA

Vale decir que para la cartelera de teatro venezolano, una de las mejores noticias fue el Festival Internacional de Teatro de Caracas. Esto muy a pesar de que las obras locales que se ofrecieron fueron remontajes, que no ofrecieron un panorama completo de las artes escénicas en el país, y que no se presentaron a través de una convocatoria abierta. El ambiente de convivencia que se generó, y de discusión en torno al interés que generan este tipo de actividades en el espacio público caraqueño, queda abierto para los creativos. Definitivamente es lo que necesitamos.

Texto publicado en la sección Teatro al día de http://www.vayaalteatro.com