Profundo, segundo día

Artes Escénicas, Cultura

CONFLICTO La rectora se reunió con los estudiantes

Consejo Académico de Unearte

aprobó presentaciones de Profundo

Los alumnos esperan que las protestas hayan servido para que se defina el reglamento universitario

PROFUNDO

Gracias a las protestas, Profundo de José Ignacio Cabrujas se presentará de jueves a domingo en la sala Anna Julia Rojas FOTO: OMAR VÉLIZ

El Consejo Académico de la Universidad de las Artes resolvió el lunes, a las 4:00 pm, que continúen las funciones deProfundo. La pieza se presentará el fin de semana, con corrección de las fallas técnicas que tuvo el estreno del jueves y que ocasionaron que las autoridades de la institución suspendieran la temporada el viernes, apenas una hora antes de la pautada para entrar a la sala.

Ariannys Acevedo, Ana González, María José Mata, Ángel Chávez, Steven Rosas y César Augusto Roa son los estudiantes por la mención Actuación involucrados en la protesta que comenzó el mismo viernes . Informaron que la rectora de Unearte, Emma Elinor Cesín, se reunió en asamblea de profesores para discutir la decisión de suspender las presentaciones de la obra.

Cesín explicó que el ensayo general que los alumnos mostraron a las autoridades el 22 de mayo en el que se aprobaría la temporada de funciones frente al público  había quedado mucho mejor que el estreno. Los estudiantes dieron la razón a la rectora y agregaron que, para la fecha, no contaron con los elementos completos para la realización adecuada del montaje. “Hubo atropellos en la presentación con respecto a espacio, iluminación y uso de elementos. El Consejo Académico asumió la responsabilidad porque se sabe que tuvimos que ensayar en ocho lugares diferentes porque la sala estuvo lista apenas una semana del estreno. El presupuesto que nos dieron fue menor al que solicitamos”, señaló Ana González.

Los alumnos y Cesín reconocieron las fallas de parte y parte. Después de que se anunció que continuarán las funciones del montaje, comenzaron los ensayos en la sala Anna Julia Rojas, donde se presentará la pieza. La rectora admitió que la suspensión fue arbitraria. “A nivel institucional, se espera que cumplan el compromiso que asumieron”, dijo César Augusto Roa.

Libertad de expresión. Cesín también se comprometió a involucrarse más en las actividades de los alumnos y, para demostrarlo, reforzó el personal docente que los apoya con el montaje y habló con los estudiantes que se solidarizaron con la protesta para aclararles la situación.

Con respecto al reglamento que algunos profesores y alumnos citaron en el que se penalizaría la manifestación en contra de las políticas de la universidad , la rectora señaló que Unearte es una institución que posee autonomía y criticó que en los medios de comunicación se pusiera en entredicho el respeto a la libertad de expresión en la casa de estudios: “Que aparezca el primer profesor que pueda decir que yo lo expulsé por dar alguna declaración. Los periodistas deben defender la verdad”.

Francisco Salazar, director de Profundo, añade que la situación es compleja: “La decisión de suspender las funciones de la obra constituyó un atropello bastante arbitrario. Me parece que es un logro de la comunidad estudiantil el sólo hecho de manifestarse y elevar su voz en contra de las cosas con las que no están de acuerdo. Es un suceso en la historia de la institución que sirve de detonante para aclarar una serie de cosas que representan el malestar universitario”.

Esperanzados

Los alumnos del noveno semestre de Teatro son los primeros que están en las tablas por Montaje Profesional como Unearte, porque empezaron su formación como estudiantes del Instituto Universitario de Teatro.

Aún quedan tres promociones que empezaron con el pénsum anterior. “Son losespecialistas quienes tienen los criterios para evaluarnos, no la parte administrativa”, indicó Ángel Chávez.

Los estudiantes creen que, si se corrigen las fallas en el funcionamiento de Unearte, las nuevas generaciones podrán gozar de mejor preparación académica. Francisco Salazar opina que el nivel de los alumnos es relativo. “Todo depende de los criterios de evaluación. Considero que sí tienen nivel, no de actores profesionales porque es ahora cuando comienzan, pero sí se pueden presentar ante un público”.

(Publicado en Escenas, el 23/06/2010)

Podredumbre en Unearte

Artes Escénicas, Cultura

CONFLICTO Profesores no declaran por miedo a represalias

La pieza Profundo continúa

sin fecha de presentación

Estudiantes de Unearte permanecen en protesta desde el viernes por la suspensión de la obra

Unearte

La fachada del antiguo Ateneo de Caracas luce empapelada de forma artesanal, con afiches en los que se escribieron los textos de Profundo FOTO: OMAR VÉLIZ

Falta organización, normativa clara y mayor nivel en las aulas de la Universidad de las Artes. Las carencias salieron a la luz el viernes, cuando a los estudiantes de noveno semestre de las menciones Actuación, Diseño y Producción les suspendieron la temporada de la obra Profundo de José Ignacio Cabrujas, que se presentaría en la sala Anna Julia Rojas.

La pieza pertenece a la materia Montaje Profesional, que dicta Pancho Salazar. Desde el 15 de enero los alumnos trabajaron en la elaboración del producto final. El 22 de mayo se presentaron frente a las autoridades de la institución, quienes validaron la temporada que se llevaría a cabo del 17 al 20 de junio. Sin embargo, el viernes, Miguel Issa, Freddy Moncada y William Parra, en representación de la rectora Emma Elinor Cesín, suspendieron las funciones con el alegato de que el Consejo Académico de Unearte se había reunido ese día en sesión extraordinaria y había decidido que los estudiantes no tenían el nivel suficiente para exhibir la pieza.

Cuenta Kevin Jorges, uno de los voceros del centro de estudiantes de Unearte, que la presentación afrontó obstáculos desde el inicio: “Fue un proceso artístico que desde el comienzo fue observado minuciosamente por las autoridades. Los actores no tenían lugar de ensayo y hubo problemas con el subsidio que otorga la universidad para la realización de la obra. No obstante, el Consejo Académico aprobó el montaje para el público general”.

Agregó que se mantendrán en protesta hasta que se les dé una respuesta: “No tenemos libertad de expresión. Hoy nos dicen que no podemos presentar nuestro trabajo y mañana nos pueden decir que no podremos estudiar más. Esto es un proceso académico, por lo que puede tener errores. Se supone que se ensaya lo suficiente porque se trabaja sobre el error. Aquí el único error es no dejar que se presente la obra”.

Reglamentos inconclusos. A pesar del panorama, no todos los estudiantes dan declaraciones. Desde la creación de Unearte los reglamentos están inconclusos y no son conocidos por los alumnos. Según María José Mata, Ariannys Acevedo y Ana González, sus compañeros temen hablar porque podrían ser expulsados.

Miguel Issa, Dairo Piñeres y Juan José Martín son docentes de Unearte y no declararon sobre el conflicto también por temor a ser expulsados. Issa dijo que, según un estatuto interno, sólo se puede consultar a la rectora. Piñeres indicó que tiene días sin asistir a la universidad y que no conoce la situación y Martín informó que próximamente los profesores publicarán un comunicado con su postura. “Espero que cambien las cosas, pero eso sólo lo puedo hacer si estoy adentro”, señaló Martín.

Argumentos profundos. La obra de José Ignacio Cabrujas se refiere a una familia que busca un tesoro y consigue una podredumbre dentro de su casa. El director de teatro Héctor Manrique dijo: “Es muy probable que con la situación de los contenedores hayan pensado que era la oportunidad perfecta para guindarse de los testículos de Farruco Sesto, pero les salió el tiro por la culata. No deberían ser profesores de una actividad artística, porque es una práctica de la libertad. Nadie merece dar clases si no defiende a sus alumnos. Uno se llena de esperanza con las acciones que han emprendido los muchachos”.

(Publicado en Escenas, el 22/06/2010)