Caibo, pop tradicional (y a veces acústico)

Los marabinos ofrecieron un concierto en el Centro Cultural Chacao el 30 de abril de 2015

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Sonar en acústico es como desnudarse. Se escucha con mayor claridad la tesitura de la voz, la sonoridad de un compás con la trompeta o las maracas cuando acompañan un estribillo. El piano de cola engalana el escenario y los temas deben ser cuidadosamente escogidos para no empañar el retrato que puede ser muy elegante a la vez que íntimo.

Anhelante, el tema de José Sifontes que popularizó Gualberto Ibarreto en 1975, es una buena excusa para comenzar un show acústico como el que hizo Caibo en el Centro Cultural Chacao para mostrarse por primera vez a una audiencia grande en Caracas, aunque un cuarto del auditorio estuviera lleno de acento marabino; de fans.

El show acústico emula lo que hicieron en el Teatro Baralt de Maracaibo cuando grabaron un DVD titulado “Poesía Criolla en Vivo”. Cantaron temas con nuevos arreglos como “Ella fue”, “Promesa”, “Despedida” y “Te llevo en mi corazón”, tema que obtuvo 35 mil descargas en dos horas el día de su lanzamiento en Youtube. También interpretaron un par de clásicos de la gaita zuliana y repertorio de Voz Veis, los paisanos que alcanzaron tres Latin Grammy en la primera década de los 2000.

Caibo es una agrupación de Maracaibo que le hace honor a su ciudad de origen con el nombre. Está conformada por Beethzart Acosta y Simón Ruiz, un par de amigos desde la universidad que se unieron para hacer música con influencia pop. A Beethzart lo han llamado “negrito”, “wayoyito” y ahora “Bet”, pues su nombre es la unión de Beethoven y Mozart y la idiosincrasia marabina no piensa en posibles confusiones a la hora de mencionar el nombre de un artista. A Simón lo llaman Toto. Ambos tienen el cabello abundante y rizado, les cuesta bailar y se visten con combinaciones de colores difíciles de adivinar. Juntos se han presentado desde hace siete años en su ciudad con tres discos que hacen un recorrido por la tradición venezolana, desde la gaita hasta el calipso, pasando por tambores de la costa.

Han grabado canciones de Jorge Luis Chacín y duetos con Ronald Borjas y Nacho Mendoza (de Chino & Nacho) que son los que han puesto a sonar la banda como una referencia de la nueva música bailable en otras ciudades fuera de su cuna como Caracas y en otras como Atlanta, Ciudad de México y Bogotá donde también se han presentado en vivo. La banda está conformada por once músicos que tocan metales, percusión afro, batería, teclados, bajo y guitarra, además del piano de cola y el cuatro que aparecen en ocasiones.

En el show acústico los temas fueron más importantes que las palabras, que casi no pronunciaron. Desde 2013 son de los talentos más aplaudidos en el Zulia, aunque apenas comiencen a sonar en el resto de Venezuela.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s