Crónica de un hurto en Caracas [Para @Prodavinci]

iphone 5s

Martes al mediodía. Tenía que hacer un depósito en el banco y para entrar hay un sistema relativamente nuevo: los usuarios deben dejar sus pertenencias en un casillero antes de pasar por un detector de metales que da entrada a la sala de espera para la atención al cliente. En uno de esos casilleros dejé mi morral con todas las pertenencias que puede tener alguien que está haciendo una tesis: varias guías, fotocopias, resaltadores de colores, bolígrafos y una tablet. Las copias en la universidad cuestan 4 bolívares, lo que quiere decir que casi cualquier libro especializado (de esos que no se consiguen en Venezuela) cuesta alrededor de 1.500 bolívares en fotocopias. Impagable. Hay que vivir de cabeza en la biblioteca virtual. También llevaba mi almuerzo, el dispositivo donde escucho música, mi portacosméticos, mis aparatos de ortodoncia y mi teléfono celular. El monedero, con todos los documentos, fue lo único que saqué y fue con lo único que pude salir del banco.

Antes de terminar de hacer la operación me di cuenta de que el casillero donde había dejado ese inventario estaba abierto y vacío.

Nunca vi a un vigilante cerca. Volví a entrar y no sabía con quién hablar. Le dije a la señora encargada de la limpieza que me auxiliara. Y ella me contestó que estaba loca si pensaba que esos casilleros eran seguros: “Aquí se llevaron hasta la alfombra y por los videos vimos que la agarraron, la enrollaron y se la llevaron entre dos”, me decía mientras señalaba el hueco en la entrada. Cuando estuvimos frente al casillero, me dijo que algunos no estaban operativos, porque no tienen llave. Que quizá me confundí y lo metí en uno de esos. Tuve la duda, pero tenía que esperar a la subgerente: estaba almorzando.

Al volver me dijo que ellos no se hacían responsables por la pérdida ni tenían el duplicado de la llave de los casilleros que estaban a los lados para revisarlos. Pedí mirar los videos, para saber si yo era la equivocada o ver quién había tomado el morral.

Me dijeron que para mostrármelo tenía que poner una denuncia en el CICPC. Los agentes se harían cargo de hablar con seguridad bancaria y de ahí, sacar la copia del video que estaban solicitando.

Para seguir leyendo, haz click aquí

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s