“Todo este campo es mío”: un tributo al Tío Simón

Espectáculos, Música

El ADN de la venezolanidad se llama Simón Díaz

Mariaca Semprún cantó la "Tonada del Cabrestero" | Foto: Roberto Rodríguez

Mariaca Semprún cantó la “Tonada del Cabrestero” | Foto: Roberto Rodríguez

El fin de semana tuvo lugar en el ahora llamado Centro Cultural BOD el espectáculo Todo este campo es mío, Simón Díaz, un tributo, en el que participaron más de veinte vocalistas que interpretaron las canciones del Tío Simón en diversos géneros musicales. Los espacios abiertos se transformaron en un gran anfiteatro que convocó a más o menos mil personas que disfrutaron de la flauta de Huáscar Barradas quien no solo la ejecutó, sino que además dirigió a una banda conformada por Diego “El Negro” Álvarez, Miguel Siso, Morocho Gavidia y Hugo Fuguet por nombrar algunos de los virtuosos. El escenario, enorme. Las pantallas, ubicadas en todos los puntos estratégicos de la tarima, transmitían los colores del llano de Barbacoa donde nació Simón.

A las 6:35 pm de la tarde Barradas entró con la flauta en posición para entonar una introducción que se paseó por “Sabana”, “Vaca Mariposa” y “Caballo Viejo” como para aclimatar al espectador. Salió entonces Guillermo Carrasco a entonar “Pasaje del Olvido” y se dejaron ver de fondo las caricaturas de Edo propicias para esa y todas las canciones que seguirían. La pantalla, acordes mediante, anunció que vendría Arístides Barbella. El vocalista de Malanga, con guiños al público, combinó la letra de “Presénteme Esa Muchacha” con su “Latin Lover”. Entonces vinieron los videos-tributo de Santiago Cruz, por ejemplo, quien participó como intérprete internacional en el más reciente disco que lanzó Sony Music al mercado. Luis Enrique, Joan Manuel Serrat y Oscar D’ León también cantaron desde la pantalla a capella, para darles la bienvenida al resto de los invitados.

Los hermanos Luigi y Santiago Castillo del dúo marabino San Luis (ex Voz Veis) cantaron  “Tonada del Tormento” sentados en el teclado, mientras que Beto Montenegro entró a la tarima con una chaqueta beige que le sirvió de vestuario perfecto para entonar “El Alcaraván” en el reggae propio de Rawayana, que lo dejó en evidencia como una de las promesas de la música alternativa en Venezuela. A los más jóvenes se sumarían más tarde Alejandro Sojo de Los Colores con “Mi Conuquito” y Luis Jiménez de Los Mesoneros con la guitarra en la mano –de a ratos en la boca– y “Garcita”. Siguió Rodrigo Goncalves de Viniloversus con unos versos que escribió y, posteriormente, su versión de “Tonada de Luna Llena”, honda.

Para seguir leyendo el texto en HoyQuéHay, haz click aquí

Para seguir leyendo la versión especial para Prodavinci, haz click aquí

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s