Mi reseña sobre @famaelfestival aquí. Mañana en @2001OnLine

Alcanzar la fama

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Hay sábados que uno no quiere que se terminen. Por distintos, por soleados, porque te hacen sonreír. Hay algunos, incluso, que te hacen llegar a lugares en búsqueda de inspiración. Así me pasó el sábado en el Festival Anual de Musa y Amigos (FAMA) que se celebró en el Anfiteatro del Centro Sambil Caracas.

Generalmente la danza es sinónimo de alegría. Bailamos en fiestas, en la calle, en encuentros sociales y en escenarios, siempre para lograr reconocimiento. Pero en cada gesto hay la posibilidad de emitir un mensaje más allá de la sonrisa. Xiomara Vasconcellos puso de manifiesto su preocupación en cuanto a la violencia doméstica y presentó el performance “No te calles”, que dejó boquiabierta a las más de 1.500 personas que llenaron el lugar. Desde la danza lírica, en categoría Senior, los bailarines se desenvolvieron al margen de unas rejas. Solo se escucharon gritos, dolor, golpes y un vestuario que simulaba la sangre que corría cada vez que estas mujeres eran víctimas del maltrato. Este riesgo –el segundo que veo desde la presentación de “Anorexia”, otro de sus bailes-reflexión- les valió el primer premio del concurso.

Venezuela Latin Dance, segundo lugar en esa categoría, también demostró que no hay que bailar reguetón para generar empatía con el público. Con su mezcla de tonadas de Simón Díaz y la salsa en línea heredada de Puerto Rico, el grupo de Yomil Rivas erizó la piel de todos aquellos que tenemos la sensibilidad patriótica activada. Danzas Frailejón fue el tercer lugar, pero no el menos sorprendente. Con una imponente escenografía y con, por lo menos, 20 bailarines, pusieron de pie a todo el público con canciones que fueron desde Gloria Stefan hasta las llaneras que asemejaban los bailes de Yolanda Moreno.

En las categorías De la urbe, la propuesta más original fue la de Pentagrama. A pesar de que la academia no clasificó, las chicas Junior se inspiraron en el artista brasileño Romero Britto para vestir su danza. Las chicas iban tiñendo su malla-lienzo con los movimientos sugeridos por el coreógrafo. Otro de los bailes originales fueron los de Fitness Dance, primer lugar en la categoría Senior, quienes recrearon a Michael Jackson, fusionado con hip hop y reguetón.

Los 467 bailarines que se presentaron ese día, demuestran que un solo festival no basta como plataforma. Necesitamos que más emprendedores quieran, como ellos, alcanzar la fama.

Texto publicado en la columna Impromptu del diario 2001, el martes 29 de enero de 2013

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s