Reseña sobre @LaLupeElMusical protagonizado por @MariacaSemprun #Recomendado

Si de reinas latinas se trata…

Mariaca Semprún transforma hasta su registro vocal para dar vida a la cantante cubana FOTO: CORTESÍA
Mariaca Semprún transforma hasta su registro vocal para dar vida a la cantante cubana FOTO: CORTESÍA

La apuesta segura de este momento en el teatro se llama Mariaca Semprún. Una actriz que podría ser muy comercial por su aparición como Shirley en La mujer perfecta de Leonardo Padrón, más bien sorprende al público desprendiéndose de sus personajes anteriores con cada nuevo papel asumido, sobre todo en el teatro. No es que no la recuerden, es que eso que ella logra–pareciera que con magia­- se refuerza una y otra vez. Después de La novicia rebelde, Semprún se quedó con los musicales.

La Lupe, la reina del desamor, es una obra de teatro que responde a las concepciones de nuestro tiempo: un monólogo con talento conocido, músicos en vivo para amenizar la velada, escenografía ambiciosa aunque simple (con un altar a los orishas incrustado en medio de la sala de una casa, con velas encendidas de arriba abajo) y un juego de luces que asemejan el show a la vez que al malecón de La Habana.

La cantante de “Fever” tiene uñas largas de colores exóticos, vestidos de lentejuelas, cabello al mejor estilo de la época sesentosa. Los zapatos casi ni se ven, porque los lanza al público cuando le entra un demonio que la hace soltar prenda –literal- con desparpajo. Del auge al ocaso, esta obra de teatro recrea a un personaje que fue emblemático para una época que pareciera extenderse en los nostálgicos y las generaciones que mantienen vivo el legado de esta mujer.

Para hacer una puesta en escena, todos los criterios que definen la pieza deben estar medidos con pertinencia y pudiera pensarse que la escogencia del personaje fue a capricho del director. Sin embargo, quienes no vieron a “La Yiyiyi” en vivo pueden investigar dos minutos por internet para enterarse de la trascendencia de esta cantante que merece todos los homenajes. Sus principales admiradores fueron Hemingway, Jean Paul Sartre, Picasso, Guillermo Cabrera Infante y, más recientemente, directores de cine como Pedro Almodóvar. Viajó por todos los países de América con sus éxitos, luego de huir de la revolución cubana y establecerse en Nueva York a cuenta de shows en bares de mala muerte. A Venezuela llegó para ser parte de los carnavales de Caracas, hecho que se distingue en una escena de la obra.

Lo más importante de un musical no es que las canciones acompañen la historia, sino que precisamente todos los elementos escénicos estén engranados para contarla. Música, letra, bailes y actuaciones. En La Lupe, la reina del desamor, precisamente son los temas más emblemáticos de La Yiyiyi los que complementan cada una de las etapas de la vida de esta mujer.

Quien fuera la primera cantante latina que actuó en el Carnegie Hall y en el Madison Square Garden, llegó a perder la fama a raíz de la consolidación de la salsa en el mercado discográfico. El mal manejo de la fortuna, los escándalos en público cuando viajó a Puerto Rico y la conversión de santera a evangélica, hicieron que se opacara el brillo de la llamada reina del soul. Este es el segundo acto de la pieza y con el que se ralentiza toda la historia. A pesar de la delicada dirección de Gabriel Díaz, la forma en la que entran la silla de ruedas al escenario, se bajan los telones de fondo y se produce el paro respiratorio fulminante, son poco creíbles. El final no podía ser otro que las lentejuelas del recuerdo, los zapatos del deseo y las canciones del estribo. Ese furor ya hizo metástasis: “Tener fiebre no es de ahora, hace mucho tiempo que empezó”.

La Lupe, la reina del desamor, volverá al Trasnocho Cultural en segunda temporada, con funciones todos los jueves, a las 8:00 pm FOTO: CORTESÍA
La Lupe, la reina del desamor, volverá al Trasnocho Cultural en segunda temporada, con funciones todos los jueves, a las 8:00 pm FOTO: CORTESÍA

Texto publicado en la sección Teatro al día de http://www.vayaalteatro.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s