Del Festival @nueva_danza: “Esperando a Godot”, con @SieteochoDanza

Reflexiones sobre la espera

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Hay algunos que recordamos al Profesor Briceño como algo más que un personaje del Stand Up Comedy venezolano. Ese tipo inteligente que daba clases de Artes Escénicas en la UCAB, se convirtió en la primera referencia de los clásicos del teatro de texto para muchos de sus alumnos cuando lo vimos escenificar –como muestra final del semestre- “Esperando a Godot”, de Samuel Beckett, con el también actor y profesor Markel Méndez. Yo pensaba que era una mera referencia casi infantil, pero cuando el jueves se presentó esta pieza en el Festival de Nueva Danza, me encontré a una de mis compañeras de clases –ahora también periodista– rememorando el momento. Hay cosas que no se olvidan.

Lo cierto es que esta versión de “Esperando a Godot” no tenía casi texto. Armando Díaz y el debut de Brian Landaeta en el montaje de Leyson Ponce para su compañía Dramo bailaron la espera de alguien que nunca llega. Las proyecciones que el director consideró esenciales para el entendimiento de la pieza, se hicieron sobre una pantalla de papel de seda, con plegados en forma de aves. La tragicomedia en dos actos tuvo rasgos sutiles de un compartir homosexual entre los solistas. ¿Quién era Godot? ¿Qué hacían estos vagabundos mientras esperaban? ¿Quiénes eran? ¿Por qué no se cansaron de creer?

Hay que decir que Leyson Ponce es uno de los creadores más valiosos que tiene la danza actual en Venezuela. Generar reflexiones desde el cuerpo, interpretar los clásicos desde otra perspectiva e invitar a cualquier tipo de público a incluirse en sus propuestas de danza+teatro es un talento que no todos los creadores tienen la oportunidad de desarrollar.

La agenda del jueves estuvo llena de danza en Las Mercedes. Mientras Espacio Alterno, Neodanza y 100% Impro bailaban en la Plaza Alfredo Sadel durante la Feria de las Artes y la Lectura de Baruta, “Dramosapiens” hacía lo suyo en el Festival de Nueva Danza, aunque con una sola de las obras. El solo “Nace un cisne” nos lo deben. Alexis Sulbarán partió a una gira con el Centro Nacional de Danza en Argelia y tampoco estará para la presentación “Lo que no se dice” de este jueves. Díaz hará una versión unipersonal de ese dueto ganador del Premio Municipal de Danza 2011.

Texto publicado en el diario 2001, el martes 20 de noviembre de 2012

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s