Mi reseña sobre @OCWShakespeare. ¡Saludos desde Venezuela!

Artes Escénicas, Cultura

Shakespeare “mero, mero macho” (pero cortito)

Para México, la tensión electoral no terminó en julio. Todavía en septiembre había descontento y manifestaciones en el Zócalo. López Obrador, Calderón, Peña Nieto, Vázquez Mota. Y las Obras completas de William Shakespeare abreviadas. Sí, porque la Compañía Reducida de Shakespeare tuvo el “descaro de presentar…otra vez” esta puesta en escena.

El montaje tiene a tres actores que, juntos, tratan de encarnar a los personajes del más grande autor clásico inglés de todos los tiempos en solo dos horas. 37 obras en 120 minutos. El auditorio es grande, pero desde la última butaca –de las más o menos 700– se puede ver que la escenografía emula al típico anfiteatro de la época isabelina. Este experimento escénico, que se propuso establecer un diálogo entre los dramas del bardo inglés y la realidad contemporánea de México, produjo enormes risas en los entendidos. Se supone que al final, una vez realizadas todas las representaciones en tiempo récord, faltaría nada menos que Hamlet. Un descuido del director. Es entonces cuando invitan a los asistentes a desprender de su programa de mano la ficha con el partido de su preferencia: “Movimiento Regeneración Shakespeareana”, “Alianza por el Bardo” y “Coalición Compromiso por Hamlet”. Estas son parodias de los tres partidos más emblemáticos de México: el Partido de la Revolución Democrática (Andrés Manuel López Obrador), Partido Acción Nacional (Josefina Vázquez Mota) y Partido Revolucionario Institucional (Enrique Peña Nieto), respectivamente. Justo los tres que pelearon más de cerca en la reciente contienda electoral.

Después que deciden el ganador y les sobra tiempo, todavía, entonces hacen Hamlet otra vez, más y más rápido, hacia atrás y hacia adelante. Los actores no solamente consiguen el reto, sino que además dan a entender que la obra de Shakespeare se encuentra en la cotidianidad y que esos personajes se pueden ver desde una perspectiva lúdica y crítica. Se ganan los aplausos del público –y las risas desde el inicio– por hacer que un autor clásico pueda resultar atractivo para la sociedad actual rescatando su esencia, sin necesidad de ahondar en palabras antiguas o maniqueísmos retrógrados.

Texto publicado en la sección “Teatro al día” de http://www.vayaalteatro.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s