Festival de Jóvenes Coreógrafos 2012

Artes Escénicas, Cultura, Danza, Festival

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Danza contemporánea = inentendible. Eso piensa la mayoría, que le tiene cierta reticencia a esta disciplina de pies descalzos. Sin embargo, la danza contemporánea en Venezuela es una carrera universitaria, festivales, gremio y una forma de vivir. Es un tema que les interesa a los jóvenes que le apuestan todo al movimiento, aunque el campo de trabajo y de estudio estén limitadas.

Desde el jueves y hasta el domingo se realizó la edición 28 del Festival de Jóvenes Coreógrafos que dirige Carlos Paolillo. Este festival es un emblema porque allí se han presentado los bailarines más representativos de las generaciones anteriores que hoy son los directores de las compañías más respetadas a nivel nacional.

El escenario de este año fue la sala Anna Julia Rojas de la Universidad Nacional Experimental de las Artes, en la plaza Morelos. El antiguo Ateneo de Caracas, pues. La primera impresión fue ver que los espectáculos ya no son gratis, aunque el precio sigue siendo simbólico: 15 bolívares. Luego que, como el país, el festival también ha cambiado. Son solo 4 funciones, en una sola sala, con un mismo programa. Todos los creadores son egresados de Unearte.

Cada uno mostró su estilo. Los más destacados fueron Animal de viento, un homenaje que María Fernanda Abzueta le hizo a su recién fallecido papá Raúl, con la música de Caracas Sincrónica; Terrenos de una mujer con Yuly Párica, donde hubo tela (sin acrobacias) y hip hop; Artificial, de Ronald Guánchez, un dueto en el que unas luces en el pecho marcaron la pauta. Y para terminar, la locura de Lester Arias.

Arias leyó una carta para decir que Ruido/Ego/Fe era una pieza nueva, luego de que le objetaran la duración de una primera propuesta. El público fue el encargado de detenerlo al transcurrir 20 minutos de baile, inspirado en los movimientos de su profesor Félix Oropeza. En el escenario volaron paquetes de pasta, aviones de papel, pelotas, zapatos. ¿Una crítica a la sociedad? ¿Una necesidad de qué? El público se movió, se divirtió. Pero no necesariamente entendió. Él seguramente quiere que cada espectador cree su concepto. Pero se está arriesgando, como muchos, a que ese público que todavía quiere ver danza contemporánea se aleje. O caiga de nuevo en la tentación de la abstracción. De eso se trata.

Texto publicado en el diario 2001

Anuncios

2 comentarios en “Festival de Jóvenes Coreógrafos 2012

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s