Mi reseña sobre la segunda temporada de El Show de @BobbyComedia en @Teatrex

Bobby, el gordito orquesta

Bobby Comedia maneja un humor sencillo, "pana", cercano FOTO: CORTESÍA

Bobby es un gordito, porque necesita tres copas de agua en vez de una durante su show. Porque se viste con franelas de caricaturas para que el nudo de la corbata no le moleste en el cuello con tanta formalidad que, seguramente, él considera innecesaria. Bobby es una orquesta porque se menea al son que le toquen e imita los instrumentos que sea, con tal de que las clases de expresión corporal (aunque las haya tomado frente al espejo) surtan efecto. Suena el piano, el bajo, la guitarra y el “chiquichichiqui” del güiro. Casi baila como Juana, la cubana, pero él no puede. Su instinto de “gordito que se respeta” no le permite hacer eso. Es un show sobrio, de luces y mímica. Nada más.

El show de Bobby Comedia ya tiene dos temporadas de éxito porque coquetea con la cotidianidad del caraqueño. Sí, es verdad que cada vez que se describe un show de Stand Up Comedy se habla de que el humorista hace chistes sobre la ciudad, pero es que de eso se trata este tipo de espectáculos. Sin embargo, Bobby tiene una rutina distinta: no habla del tráfico, sino de los motorizados que lo invaden con su consecuente forma de romper retrovisores; nos hace ver la razón de por qué Dios escogió solo un hijo y después no quiso tener más y también habla de las estafas que esconden las ofertas. Pero también hay ciertas desventajas de ser venezolano y formar una familia afuera. Hay que lidiar con el FBI y el *911 en caso de que el papá tenga ganas de reprender físicamente a su hijo. ¿Qué pasaría si ese chico fuera regañado en Venezuela? ¿A quién llamaría? ¿Dónde quedarían los jueces de control y la custodia de ese niño?

Aquí todo el mundo ve videos en Youtube por horas. Pizza fría, refresco o cerveza en mano y a navegar: maromas que hacen las mascotas, momentos “cuchi” de los bebés, parodias de personajes, días de ebriedad… Él todo lo clasifica como sus favoritos y los proyecta a modo de introducción para calentar motores antes del show. Luego entra en acción Elías Muñoz, a quien le gusta jugar “Troca” con él mismo. Muñoz es uno de los compañeros de Bobby en el micro que tiene a diario en la radio y que clasifica como “el programa de radio más corto del mundo”. Usualmente juegan “Troca”, una manera divertida de cambiar el rumbo de las historias que van contando, según un titular que les ofrecen los escuchas. Y Elías hace lo propio con su sombrerito que a veces no logra “encestar” en el paral del micrófono. Comienza una historia y él mismo se interrumpe para decir otra cosa contraria sobre el personaje. Troca, troca, troca. Sin darse cuenta.

Bobby está en La Mega 107.3 FM todas las mañanas, en Misión Emilio en Televen, en Teatrex por los momentos y también es el centro de BIP: Bobby’s Important Person, el humor por e-mail. En este show hay videos de Youtube unos minutos, Elías se monta en el escenario otros más y Bobby, la estrella del show, una hora más. Bobby defiende a su raza, porque los gorditos tienen lo suyo.

Texto publicado en http://www.vayaalteatro.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s