Yocasta en Caracas

La humanidad y su obsesión con la muerte

Yocasta es una pieza teatral dirigida por Santiago Sánchez Espinoza que se presenta como muestra final de una asignatura electiva de la Escuela de Artes de la UCV

 

TET
La muerte como pecado y costumbre se asoma en el TET

En una casa de la Caracas actual se sitúa una familia de la mitología griega. Los hijos de Yocasta y Edipo –Antígona, Eteocles y Polinices–, se encuentran reunidos en la sala de estar, sin demasiada luz que les interrumpa sus planes. Las reflexiones son siempre ideadas desde la muerte. El mejor ángulo es el contraluz en el que el espectador puede, no sólo sentirse involucrado, sino temeroso de lo que allí pueda pasar.

La Yocasta de León Febres-Cordero, que se presentará en el Centro de Creación Artística TET hasta el 10 de abril, hace guiños a la sociedad venezolana que atravesó por un mar de sangre en Puente Llaguno y padece de inseguridad y largas colas a diario. Es el trasladar una situación mitológica a un asunto terrenal: la capacidad del hombre de matar a otro, que es igual a él, que vino al mundo en las mismas condiciones y que puede, no sólo de atentar contra su vida, sino con otra vida.

En los cuatro actos del montaje, la pieza teatral está sumida en un silencio incómodo y una oscuridad apabullante. Areani Rondón, Alí Rondón y Oswaldo Maccio derrochan juventud y rencor. Es una relación de insultos, cariños, de buscar culpables, en un juego de voces que inquietan al espectador porque pasan de tenues a ser inmediatamente melodiosas e intensas.

El texto es tan rico en información como en historia. Requiere de un espectador culto, o al menos interesado en trasladar el pasado al presente, en un contexto país determinado, sin desvirtuar por ello el significado real de la muerte del padre de estos hermanos. Para Alí Rondón, el tema es un asunto recurrente. Desde su participación en la película Hermano ha lidiado exponencialmente con este tipo de relaciones de amor-odio en las historias. Ahora le corresponde iniciar una lucha fratricida en las tablas, de la mano de su hermana en la vida real. Un cuadro lleno de elementos modernos, incluso el vestuario y peinados, y dialecto entendible en esta Caracas de caos y mezclas.

La escenografía, tan minimalista como el aforo de la sala para esta ocasión, ayuda a que el público no se haga demasiadas ilusiones. Lo dijo el autor: “El asunto no tiene solución. El hombre mata. Ha matado, mata y seguirá matando. Es así, no le demos más vueltas”.

Texto publicado en www.vayaalteatro.com

Anuncios

8 comentarios sobre “Yocasta en Caracas

  1. Louani Rivero Ibarra: “vivimos por eso, y de eso… de opiniones que se venden como noticia… UNA OPINIÓN es la percepción personal de un hecho en particular. A la hora de hablar sobre una obra (de arte en general) se habla desde la subjetividad, a no ser que tomemos el rol de crítico, en ese caso debemos ser más responsables de lo que decimos. Si esta chica tiene la intención de llegar a ser crítico de teatro debería darse el chance por lo menos de preguntar los nombre de los actores (nombre completos). Y que decir de ver la obra más de una vez para tener una percepción más amplia del objeto de estudio. Me parece muy grave este artículo, no sólo por lo que dice, sino que seguramente habrá gente que lea lo que publican en vayaalteatro y se dejen influenciar por una opinión que se vende como una crítica teatral. ah! ALÍ Y AREANI NO SON HERMANOS, HAY MUCHO GENTE QUE SE APELLIDA RONDÓN… MARIANA RONDÓN POR EJEMPLO Y ESO NO LA HACE TÍA DE ESTOS DOS MUCHACHOS…”

    Me gusta

  2. Louani Rivero Ibarra: “se agradece la buena intención, pero de buenas intenciones está lleno el mundo… de una buena intención nació la bomba atómica… jjejeje como diría mi difunta abuela… primera ingeniero nuclear de Venezuela… jejejejeje”

    Me gusta

  3. Ángela Meléndez D’Lima: “Retomando lo que aquí nos reúne. Volvemos a las palabras de esta chica. Así como ella opina que el publico no debe hacerse muchas ilusiones, ella tampoco debe hacérselas como periodista. Y su destino ya esta marcado (cosa que por cierto no menciona) pues ha matado, ha matado su carrera.”

    Me gusta

  4. Ricardo Verenzuela Aguilera: “lo sospeché desde un principio… claro que son hermanos. Felicito a la periodista por dar semejante boom en la historia del teatro venezolano. También la felicito porque ocurre un milagro en su escrito: logra colocar puntos y seguidos en lugares correctos. Eso hay que aplaudirlo cuando se trata de un periodista venezolano.”

    Me gusta

  5. Me tome el atrevimiento de extraer los anteriores comentarios de una red social, sin el consentimiento de sus autores, por lo cual me disculpo y me hago responsable de las opiniones acá plasmadas.

    Atte.
    Ricardo Samuel Lira López
    17.299.457

    Insisto, yo creo que esto que hago, es un derroche de juventud y gran despotismo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s