Festival Jóvenes Coreógrafos 2010

FESTIVAL El sábado se hará una función especial en Plaza Venezuela

Llegó la hora de mostrar

los caminos creativos de la danza

La edición número 26 del Festival de Jóvenes Coreógrafos se llevará a cabo entre mañanay el domingo

Carlos Paolillo
Los intérpretes más osados se atreven a experimentar con elementos extracorpóreos, tal como se evidenció en 2009 con la coreografía Las arenas del tiempo FOTO: CORTESÍA JOSÉ CARLOS GÓMEZ

La danza contemporánea en Venezuela y los nuevos postulados del movimiento dancístico en el país confluirán en el Festival de Jóvenes Coreógrafos. La iniciativa de Carlos Paolillo ya tiene más de dos décadasd de celebración ininterrumpida. Este año se llevará a cabo entre los días 7 y 11 de julio, en la sala Anna Julia Rojas de la Universidad de las Artes.

El encuentro contará con bailarines de las más recientes generaciones de creadores. Ana Karina Balza, Isabel Barrios, Ana Chin-A-Loy, Alejandra Peña, Romina Guarisma, Alejandra Sánchez, Fabiana Iraci y Luis Villasmil, representarán a los integrantes de la danza profesional, mientras que Kalus Danza será la compañía internacional invitada, procedente de Bogotá. Dentro de los 22 estudiantes que presentarán el resultado de su trabajo están: Raquel Piñeiro, Samaira Patiño, Fausto Espinoza, Oswaldo González, María Irene y María Gabriela Bracamonte y Lester Arias.

El sábado habrá una participación especial de Alejandra Peña, de la fundación Contraseña, en Plaza Venezuela. Su espectáculo, El encanto de una sirena, comprenderá un recorrido por las obras de Carlos Cruz-Diez, Alejandro Otero y la fuente que ilumina el lugar. Se trata de una caminata que involucrará a músicos en vivo y público.

Según Carlos Paolillo, el Festival de Jóvenes Coreógrafos ha permitido que se experimente con la danza, la acrobacia aérea en telas y los planteamientos cercanos al performance, que están vinculados al contacto.

La iniciativa comenzó en 1985, en el teatro Alberto de Paz y Mateos. Ha pasado por múltiples salas de Caracas como las de Cadafe, Ateneo de Caracas, Teatro Nacional, Teresa Carreño, Casa del Artista y Biblioteca Nacional. Sin embargo, a Paolillo le interesa la diversificación de los espacios.

“El teatro y la danza como arte escénico tiene que ser un ritual ceremonial idóneo, una dimensión distinta para el público. Que tenga contacto con las luces y el silencio. Nos interesan las dos realidades”.

Crisis estructural. “El público es todo un tema. Se dice que la danza lo perdió. Lo que pasa es que también hay que tener en cuenta que surge de necesidades expresivas de cada bailarín. Cuando suceden procesos de identificación, existe una conexión. Pero los códigos suelen ser lenguajes cerrados para no conectarse”, enfatizó Paolillo.

El especialista en danza cree que no se debe subestimar al público, porque además ahora tiene la oportunidad de configurarlo en una múltiple dimensión. Criticó la educación en las artes en general. “Tiene que comenzar a hacerse el trabajo de sensibilización. Aquí existe el factor de la cultura de la imagen, la televisión, el videoclip, el Internet, esa manera de visualizar las relaciones humanas. Los tiempos de la tecnología audiovisual son tiempos distintos. Tener que disponer dos horas de tu vida y guardar regocijo y silencio, apagar el celular y obtener un nivel de concentración, cuesta en los públicos de ahora. Los creadores deben entrar en sintonía con esta realidad”.

(Publicado en Escenas, el 06/07/10)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s