El Marinero para Horacio Peterson

Artes Escénicas, Cultura

TEATRO La pieza se presenta en homenaje al maestro Horacio Peterson

Los cuatro heterónimos de Pessoa

anclan en el mar

El Laboratorio Teatral Anna Julia Rojas estrenó El marinero , un naufragio en el que tres veladoras son protagonistas

Horacio Peterson

En El marinero tres veladoras viajan bajo el mar mientras relatan la historia del protagonista FOTO: WILLIAMS MARRERO

La intimidad que caracteriza el teatrino del Laboratorio Teatral Anna Julia Rojas permite que el espectador se adentre en las profundidades del mar. Tres veladoras son las almas de El marinero, un poema dramático de Fernando Pessoa en el que se aborda el tema de los sueños que se inventan los hombres para alcanzar la felicidad.

La obra, que se presentará hasta agosto, fue escogida por Germán Mendieta para homenajear al maestro Horacio Peterson. “Lo rígido del trabajo para lograr un producto óptimo es el mismo rigor que tenía Peterson en su formación”, señaló el director.

El argumento de la pieza es el de un marinero que olvida su patria, toda vez que sus compañeros de infancia se pierden. El personaje cree que ningún sueño acaba. Hay tres voces bajo el mar que describen la historia. Son tres veladoras que divagan en el mar, vestidas como almas en pena.

“No sé en qué lugar se siente” y “si soñar no es esa cosa vaga que llamo vida…” son algunas de las frases que sentencian el pasaje del protagonista, que nunca aparece físicamente en escena. Se maneja allí la metáfora de la felicidad de quien cree en los sueños.

El montaje ha permitido reunir a generaciones de ex alumnas del laboratorio que continúan formándose en el teatro. La única vez que se ha presentado la obra en el país fue en la temporada del Grupo Actoral 80, con Ricardo Lombardi, en la década de los años ochenta. El marinero exige cambios en la dicción, manejo interno de las emociones y demostrar pasión en escena.

Mendieta indicó: “Algún crítico dice que el de Pessoa es un teatro estático. Es más importante la palabra que el movimiento. Sin embargo, lo retorcido del autor ha creado cuatro heterónimos además de él, que se evidencian en la muestra porque es la exhibición de su tortura existencial”.

(Publicado en Escenas, el 03/07/10)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s