“Línea de corte”, de Mari Carmen Carrillo

Artes Visuales, Cultura

La metáfora de la espina y la rosa

es plasmada en una Línea de corte

Mari Carmen Carrillo representa lo lúdico de los cuentos infantiles con elementos que se relacionan con los arquetipos universales

Mari Carmen Carrillo

Mari Carmen Carrillo representó en tres vestiditos que están suspendidos el cuerpo como caparazón del espíritu FOTO: MANUEL SARDÁ

Como en las cartillas que traen impresos los patrones de los vestidos de las muñecas, Mari Carmen Carrillo exhibe los cuerpos. Son pinturas que contienen a una mujer fragmentada y que ella llama Desnudos para armar, con las piezas dibujadas en tonos marfil, que remiten a la impermanencia del cuerpo y a la utilización violenta que le da el hombre sin conciencia de ello.

La exposición Línea de corte, que será inaugurada mañana en el G7 del Centro de Arte Los Galpones, también alude a los cuentos infantiles. Múltiples vestiditos permanecen suspendidos en la sala, dos de ellos con la figura del traje que usa la Caperucita Roja en su historia con el Lobo Feroz. Los trajes están abstraídos de la realidad, en una caja de cristal que asemeja un escaparate. El rojo es el color de fondo del vestido y, en las gavetas del armario, hay un peine con restos de cabello, dientes y algunos elementos de coquetería femenina. El lobo está representado, en cambio, por el cuero del animal enmarcado.

Todo el cuento infantil está puesto encima de un edredón, titulado Reversible. La pieza da luces sobre el gusto que Carrillo le tiene a la costura. En la cobija, dibujó de un lado el plano de su casa detallado y, en el otro, el plano suturado, con heridas abiertas. “El cuero y el edredón son parte de la piel”, dice la artista.

Toda la exposición se hizo en proyectos paralelos, como una suerte de ejercicio en el que la pintora experimenta con diferentes materiales para crear piezas tridimensionales. Hay mezcla de técnicas, entre pintura, objetos escultóricos, collages y bordados. Los temas que se tratan van desde lo violento y lo surrealista a lo familiar y enajenado.

Lo femenino es una cuestión que, como mujer, Mari Carmen Carrillo no puede dejar de lado. Hay cuadros de pequeño formato que fueron concebidos así para que el espectador tuviera que acercarse a detallarlos. Quizá por eso Línea de corte es una muestra en la que no se puede pasar rápidamente.

En tales cuadros, los elementos tridimensionales tienen que ver con la rosa, la espina y los armazones que el ser humano tiene en su condición de imperfecto. “La metáfora tiene una dialéctica que se entiende con la vida diaria. Tiene partes de suavidad, es tersa, pero se defiende en el mundo con sus espinas”, agrega.

La artista asegura que la tonalidad blanca de la exhibición tiene que ver con que es el color inicial para la cultura occidental. “Los eventos más importantes del ser se celebran con el color blanco. Hay un vínculo con lo sagrado, con el dolor y la muerte”. En México, lugar en el que hizo su maestría en Artes Visuales, Carrillo asegura que vio las figuras más descarnadas en cuanto al elemento religioso y la espina como signo de dolor.

La última serie de la exposición está integrada por cuadros elaborados en un papel indígena mexicano, tan flexible que casi llega a ser corteza de árbol, que se llama papel apamate. En el espacio, la artista dispuso calcomanías de muñecas de colores recortadas con elementos como el precio, la marca y el país donde fueron hechas. Nuevamente los elementos extrapictóricos se hacen presentes con el pelo que se le agrega al collage.

El fin justifica los medios. Línea de corte es una muestra que alude a lo infantil, sin llegar a serlo. Está diseñada para adultos, porque no pretende moldear conductas en los niños. Mari Carmen Carrillo rescató la esencia de historias que tuvieran que ver con bellas y bestias, sin necesidad de que fueran las popularizadas por Disney. Sin embargo, dice la artista: “Hay mucha ironía. Quise unir el alma con la psiquis, siempre dejando a la interpretación del espectador cada una de las obras. Es un elemento que deja de ser mío, para que lo vea el otro”.

(Publicado en Escenas, el 15/05/10)

Anuncios

2 comentarios en ““Línea de corte”, de Mari Carmen Carrillo

  1. Hermoso lo que vi brevemente en la foto del artículo. Excelente artista, delicado y fuerte su trabajo. Hermosamente logrado plásticamente. Felicidades.
    *quería aclarar que el papel de corteza de árbol mexicano se llama Amate.
    saludos una venezolana desde México.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s