Gustavo Ott en el Día Internacional del Teatro

Reflexiones en el Día del Teatro,

según Gustavo Ott

Señorita y madame
Gustavo Ott presenta en Caracas su obra Señorita y madame, en el Teatro San Martín FOTO:WILLIAM DUMONT

Las celebraciones del Día Internacional del Teatro en Venezuela se antojan escasas en medio de una situación económica, política y social que, según los creadores de las artes escénicas, propician infinitas posibilidades de éxito.

Gustavo Ott, dramaturgo venezolano que actualmente presenta Señorita y madame en el Teatro San Martín de Caracas, habla de la fecha con optimismo y sensibilidad. Actualmente está de paso en Washington, lugar donde próximamente se celebrarán los Helen Hayes Awards, premio al que está nominado con la pieza Mummy in the closet.

—¿Hay verdaderos motivos para celebrar el teatro en el país?

—Sin duda. Tenemos una dramaturgia fuerte y reconocida; tenemos los maestros vivos al tiempo que creadores en su mejor etapa y jóvenes haciendo su trabajo sin miedos y, en especial, sin reglas. Tres generaciones escribiendo al mismo tiempo una literatura dramática sin precedentes en toda la historia de este país. Seguimos teniendo público, y no uno, sino muchos públicos, distintos, cada uno tan diferente como posible.

En la escena hay nuevos protagonistas y hasta una nueva forma de hacer las cosas: Ya no hay dictadores, ya nadie tiene que aguantar gritos o maltratos; no hay familias monopolizando instituciones, nuestra forma de trabajo se ha humanizado. La nefasta influencia del entretenimiento se diluye y cuando más se le extraña, más evidencia su inutilidad. Y hasta los artistas que sólo tienen discurso político frente a los medios de comunicación, pero no en su obra, parece que finalmente se han dado cuenta de que de nada les sirve condenar el poder mientras lo único que producen en escena son sainetes con la profundidad de Mary Poppins.

—¿Cómo celebra Gustavo Ott el Día del Teatro?

—No hago nada especial. En San Martín ni siquiera leemos lo que envía el ITI. No sé, esta fecha se me antoja íntima y, al tiempo, incolora. Nunca he creído que haya que obligar al espectador a oír nuestra cháchara sentimental sobre lo que hacemos. A veces se me antoja retórica, autocomplaciente, arrogante y, finalmente, humillante.  Pero a veces simplemente me pongo a llorar cuando gente bella como Ariane Mnouchkine habla con pasión sobre lo que hacemos todos.

¿Qué necesitamos para celebrarlo de la mejor manera?

Nos faltan infraestructuras en todo el país y en los sitios donde reside la mayoría. Debemos crear un programa vigoroso de teatros/centros culturales de comunidad. Necesitamos urgente un programa de rescate de los poquísimos teatros que existen. Requerimos difusión, exposición en el extranjero y festivales.

Quizás ya es hora de ponernos a reflexionar, porque hay una necesidad urgente de crear nuestra propia teoría, estilos y modelos, antes de que vengan de afuera a imponerla. Nos urgen mecanismos de validación propios que no dependan de otras culturas; premios, promoción, análisis crítico, confrontación, traducciones, montajes, publicaciones, Webs, giras. Hay que proteger al creador, que a estas alturas sigue sin tener seguros, pensión ni nada que lo proteja a él ni a su familia (ni siquiera una plaza en el cementerio que, igual, a nadie se le puede negar).

Hay que apoyar a las escuelas tanto o más que a los institutos; aún no se reconoce el aporte monumental que escuelas como la Juana Sujo o la César Rengifo le dan al cine, teatro y hasta a la TV nacional. Tenemos que volver a Iberescena, antes de que nos quedemos atrás del futuro inevitable del teatro, que es el intercambio. En definitiva, hay que asegurar que la creación venezolana ocupa espacios en el escenario mundial; que no se haga un evento sin nosotros, que no se hable del teatro latinoamericano sin pararse en Venezuela.

—¿Cómo se celebrará la fecha en el lugar en el que estás?

—Estoy en Washington; la semana que viene se entregan los Helen Hayes. ¿Adivina lo que quiero para celebrar?

—¿Qué cosas has visto que crees podrían aplicarse en nuestro país?

—Me gusta le programa Etage de Francia, que contempla producciones especiales con todos aquellos actores, directores y dramaturgos que se han quedado sin trabajo. Me gustan las oficinas de promoción que España nos impone a todos, a pesar de que nuestra literatura dramática está muy por encima de la ibérica. Admiro la promoción oficial con sitios web de la dramaturgia mexicana. Me gusta la Ley de Teatro Argentino que contempla ventajas para los grupos que hacen dramaturgia nacional. Me entusiasma el sistema de actualización técnica de salas que existe en Dinamarca. Me sorprendo con la actitud de los grupos teatrales de los EEUU que, desde el más pequeño, se creen todos que son el Teatro Nacional y así funcionan.

Me da mucha envidia la capacidad que hay en Buenos Aires para crear una sala en cualquier sitio. Me anima el teatro de México DF y la vocación que tienen los grupos con la dramaturgia local; me entusiasma el teatro de actores de Louisville, el programa Mentor del Cherry Lane de NYC, el programa de escritores del Royal Court, no dejan de sorprenderme las Becas de Residencia para creadores en París y Berlín. Me asombran los concursos para subsidios de Chile y México; sus jurados, la forma en que se otorgan, las cantidades que disfrutan. Y he visto y sufrido la coordinación que tienen las embajadas de países como Uruguay, Brasil, Cuba, Colombia, México y Chile para promover a los escritores de sus países y que nosotros no sólo no tenemos sino que ni siquiera nos lo hemos pensado.

Entradas relacionadas:

Anuncios

Un comentario sobre “Gustavo Ott en el Día Internacional del Teatro

  1. Tramoya. Mutis. Actor.
    Sonrisa. Tragedia. Entrada.
    Público. Foro. Ficción.
    Mímica. Risa. Butaca.
    Foco. Energía. Guión.
    Papel. Personaje. Drama.
    Representar. Director.
    Maquillaje. Cuadro. Tablas.
    Bambalina. Candileja.
    Escenario. Humor. Amor.
    Interpretación. Escena.
    Protagonista. Telón.
    Traje. Actuar. Argumento.
    Actriz. Comedia. Tensión.
    Prólogo. Montaje. Atrezzo.
    Vestuario. Acto. Ensayo.
    Desenlace. Sentimiento.
    Corazón. Pasión… Teatro.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s