Entrevista con Sara Bellomo, 4ta finalista del Latin American Idol

Espectáculos, Música, Televisión

Sara Bellomo:

“Quiero ser la Beyoncé latina”

La cuarta finalista de Latin American Idol volvió al país rodeada de buenas críticas, un disco del que estrenará el primer sencillo en enero y una melena de extensiones, parte de su nueva imagen

"Quiero ser la Beyoncé Latina"

FOTO: WILLIAMS MARRERO

Sara Bellomo llegó al aeropuerto de Maiquetía y ya tenía la agenda llena de eventos. Apenas aterrizó, familiares y amigos la recibieron con pancartas y demostraciones de afecto.  Inmediatamente se trasladó a The Factory –local nocturno en Las Mercedes que organizó conciertos todas las semanas para apoyarla durante su estadía en Argentina–, en donde ofreció un show case junto con Mayré Martínez, Cuarto Poder, L’Squadron y Víctor Muñoz. Con este último cantó el tema “El que manda aquí soy yo” en el concierto del Anfiteatro Sambil, el 17 de diciembre.

Para cerrar el año, viajó con una decena de artistas nacionales a Amazonas para repartir juguetes a niños indígenas. En compañía de su familia, recibirá el año 2010 en Margarita, haciendo lo que le gusta: cantar.

–¿Cómo se sintió cuando Martha Heredia resultó ganadora del reality show?

–Desde el principio sabía que ella sería la ganadora dice, mientras observa, desde su computadora, el video del recibimiento de la dominicana en su país natal . Quedé afónica cuando dijeron el resultado final. Todos queríamos que ganara. Hablé con ella el día que llegó a su país, porque quedamos muy amigas.

–¿Qué sucede mientras las cámaras de Latin American Idol están apagadas?

–Si nos conocieran a todos fuera de cámara, sabrían que eso se convierte en un bochinche. Hubo un inmenso intercambio cultural. Más que todo aprendimos groserías y palabras coloquiales de cada país, además de la mezcla de los acentos que se nos pegaba muchísimo. Siempre imitamos a los jueces, cómo hablan y lo que nos dicen. Jon Secada y Mimí siempre se portan igual que en cámara. Oscar Mediavilla es el que cambia, porque sí te dice las cosas en la cara, pero es un amor.

–¿Cuánto tiempo estuvo en Argentina?

–Lo máximo que puedes durar son dos meses y medio, y yo tuve la oportunidad de quedarme hasta el final, con los otros cuatro finalistas. Estuve dos semanas más luego de que me eliminaron.

–¿Cómo es el proceso de montaje de las galas?

–No estás allá echando broma. Nos levantaban a las 7:00 am y salíamos de ensayos doce horas después. Teníamos clases de canto, entrevistas y charlas con la producción. Cuando teníamos que grabar el programa, llegábamos al estudio a las 7:00 am, y al hotel, como a la 1:00 am.

–¿Y el proceso de selección de las canciones?

–Teníamos un vocal coach. Te dan una lista y hacemos un proceso de selección por papelitos. Siempre me tocaba elegir de última, y me dejaban a Paulina Rubio, de quien admiro el estilo, pero no su poca calidad vocal. En la última ronda me tocó de primera y pude escoger “Recuérdame”, de La Quinta Estación. En esa gala, que fue la número 13, obtuve un “bien canta’o”, de parte de Jon Secada. Me sentí feliz.

-¿Cuáles fueron los temas que más disfrutó cantar?

–En la selección de canciones siempre hay un tema, por ejemplo, “el día de Juan Luis Guerra” o “el momento mexicano”. Dentro de ese renglón es el que debemos escoger. En este sentido, “Azúcar amargo”, que la canté en pop rock, y “Recuérdame” fueron las galas que más disfruté.

–¿Pudo comunicarse con su familia mientras estuvo en Argentina?

–No teníamos ni Internet, ni celular ni nada. Me dejaron sin poder comunicarme con mi familia por tres semanas. En un momento dije: “Dios mío, ¿qué hago yo aquí? ¡Quiero devolverme!”, pero eso me permitió estar con la mente abierta para aprender. Y se ve el progreso, porque ahora sé que si uno va con los ojos cerrados, va por mal camino.

–¿Cuál es la diferencia entre la Sara que se fue y la Sara que volvió

–La Sara que se fue era supertímida, sin experiencia en tarima, no interactuaba con las cámaras, tenía problemas de afinación, y todo eso cambió totalmente. Se ve el cambio desde el workshop hasta la gala final. Los jurados me dijeron que fui la que más cambió, porque todos los demás tenían experiencia. La única que yo tenía era las gaitas de mi colegio. Yo no era nadie, pero ahora por lo menos me reconocen.

–¿Cómo quedó su relación con el chileno Rubén Álvarez?

–Rubén y yo siempre estábamos de consentidos.  Mientras los otros tres ensayaban, a nosotros que ya estábamos eliminados  nos llevaban a pasear, a comer, a conocer Argentina, aunque no conocí demasiado. Todavía seguimos. Él está en Chile, pero viene a verme en enero por dos semanas, y luego yo iré a su país a conocer a su familia.

–¿Considera que Venezuela ayudó en su clasificación?

–Yo sé que la mayor parte de los votos fue de Venezuela. Me fui con nervios, porque yo me considero buena, pero ellos son excelentes. Tuve un enorme compromiso, porque cuando viajé a Argentina, al otro participante de Venezuela lo habían eliminado. Les doy gracias a todos por el apoyo, a pesar de que la situación económica está difícil. Mi familia me comentó que hubo mucha gente que no vio el programa porque no pudo, pero sé que estuvieron superpendientes. Gracias por creer en mí, por ayudarme a no llegar siendo la misma Sara.

–¿Cuáles son sus próximos proyectos?

–El CD lo empiezo a grabar en enero, y saco mi primer sencillo. Sony va a ayudar, pero lo va a producir mi papá (Nacho Bellomo). El género predominante será la balada pop y rock. Mi hermano (Franco Bellomo, de L’Squadron) va a colaborar en algunos temas desde la composición, la musicalización y la voz.

–¿Piensa retomar sus estudios universitarios?

–Pienso volver a Comunicación Social, pero no todavía. Quiero estar enfocada en mi disco y aprovechar el momento.

–¿Cuáles fueron las palabras de Mayré Martínez el día que compartieron tarima?

–Me dijo que ahora es que viene lo bueno, que debo ponerle empeño si es lo que de verdad quiero. Lo más importante es no dejarme llevar por los malos comentarios, porque ya me ha pasado y me he sentido supermal porque soy sentimental. Yo nunca le contesté mal a un jurado, pero sí me vi en el video que le torcí los ojos a Oscar una vez que me descargó y tenía ganas de llorar, pero no lo hice frente a cámaras.

–¿Hasta dónde cree que puede llegar como artista?

–Cada vez me siento más cerca del éxito. Quiero llegar a lo máximo que pueda para ser feliz. Quiero vivir de la música. Debo empezar a ver clases de baile, porque quiero ser la Beyoncé Latina. Cuando la vi, fue alucinante; fui con Franco, fue su regalo de cumpleaños y el de mi papá.

Publicado en Escenas, el 22/12/09

Anuncios

Un comentario en “Entrevista con Sara Bellomo, 4ta finalista del Latin American Idol

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s