Mundo Verde: un concierto no tan ecológico

Las voces se alzaron por un MUNDO VERDE

Olga Tañón, Tito El Bambino, Alex Ubago, Hany Kauam y Franco De Vita fueron algunos de los cantantes que actuaron en La Carlota

Marjorie Delgado Aguirre y Marcy Alejandra Rangel


Ayer, por primera vez, se llevó a cabo Mundo Verde, un evento polifacético que pretende motivar, a través de la música y la persuasión de los artistas, la conciencia ecológica de los venezolanos.

El acceso por la autopista Francisco Fajardo a Altamira estaba cerrado. En lugar de colas de vehículos, se veía un río de espectadores (algunos hicieron cola desde las 5:00 am) que entrarían a la base aérea de La Carlota. Al mediodía, los organizadores calculaban que en las áreas verdes de ese lugar, que muchos cantantes llamaban parque, había 100.000 personas. Ciertamente, al entrar se veía tanta gente que la sensación de que se estaba al descampado desaparecía por segundos, pero habría que verificar la cifra.

Había tres tarimas. Los espectadores corrían de una a otra, de acuerdo con sus gustos. La simultaneidad de los shows en cada escenario provocó que la corredera de un lado a otro dejara cansado a más de uno.

Otros colgaron los guantes y se quedaron en un solo lugar.

Los más tranquilos decidieron sentarse en la grama, aunque no vieran nada.

En la tarima 1 había hacinamiento. A la 1:00 pm ya había más de una barriguita marcada por la presión de la piel contra las rejas de seguridad. Los que estaban de ese lado habían visto, hasta esa hora, a Vos Veis y a Hany Kauam, que luego de mucho tiempo por fin pudo volver al escenario.

Pocos detalles pueden contarse de las actuaciones de los cantantes porque a los trabajadores de los medios de comunicación, incluso a los redactores, sólo les permitieron ver las tres primeras canciones de cada uno.

A la 1:20 pm, antes de presentar a Alex Ubago, Camila Canabal preguntaba: “¿Se están portando bien con el ambiente? ¿Prometen cuidar el ambiente?”. Y los asistentes respondían: “Noooo”, mientras tiraban botellas de agua a los valientes que se lanzaban por una guaya, como parte de la oferta de atracciones y, con ello, tapaban el verde de la grama.

Alex Ubago subió al escenario y cantó algunos temas de su disco nuevo titulado Calle Ilusión. Dijo que para hacer el álbum había pensado en un lugar donde sólo ocurrieran cosas bonitas y que, en esas, pensó en Venezuela.

Mientras, del otro lado de la base aérea se montaba la banda de reggae Negust Nagast y un poco más allá, en la tarima 3, los adolescentes de Somos Tú y Yocantaban los éxitos de su temporada pasada y anunciaban que el 10 de agosto estrenarían nuevos capítulos. Luego se presentaron Los Ilegales, cuya imagen renovada no pareció convencer mucho al público.

La hora del hacinamiento frente a la tarima 1 comenzó a las 3:00 pm, cuando llegó Tito El Bambino, quien también se hace llamar El Patrón. Camisa blanca, jeans pegados y lentes oscuros. “Dios los bendiga”, dijo, como acostumbra.

Y el público comenzó a corear su nombre. Un movimiento de cadera fue la señal para que comenzara el perreo, que los espectadores cantaron como si fuese el padrenuestro. Luego le entregaron un disco de oro por su ventas en Venezuela. Antes de la tercera canción alcanzó a decir que no habría ni padres ni madres embarazadas que lo detuvieran, refiriéndose, según explicó más tarde tras el escenario, a una ola de rumores sobre falsos embarazos y supuestos desencuentros con sus padres.

Olga Tañón fue irresistible, no sólo para el público que la vio de lejos, sino hasta para los bomberos, Defensa Civil y hasta la PM que abarrotaron la zona de prensa con cámaras en mano.

La cantante llegó con sombrero, enérgica y no perdió ni un instante. Cantó sus temas más conocidos.

Una hora y media más tarde se bajó de la tarima, luego de que el público le sacó hasta la última canción que pudo. Los espectadores tuvieron que esperar a Franco De Vita bajo la lluvia y para el cierre de esta edición el coro que se escuchaba en La Carlota era el del público que gritaba “Abusadores” por la demora.

Motivar una mayor conciencia ecológica ameritará mucho más que un concierto y que los cantantes pidan enviar la palabra verde a un teléfono celular. El verde de la grama de La Carlota difícilmente podía verse debido a los desechos.

(Publicado en Escenas, el 20/07/09)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s